logo Gaem cabecera Gaem
Inicio¿Quiénes somos?ExploracionesFormaciónCasa del GaemGalería de fotosEnlacesContacto

Última actualización: Jueves, 16 Febrero, 2017

 

Surgencia de la Canaleta (o Cueva de la Canaleta)


SITUACIÓN Y GENERALIDADES:

La Surgencia de la Canaleta se localiza al norte de la localidad de Valdecabras (Cuenca), a una treintena de metros tras la llamada Fuente de la Canaleja. Ésta fuente se ubica en el p. k. 13,5 de la carretera CM-2104 en dirección a la Ciudad Encantada, estando la Surgencia 8m por encima. Destaca unos 20m más arriba y poco antes de coronar un pequeño talud, la llamada Cueva de la Canaleja, de 360m de desarrollo y - 19 de desnivel.

La Fuente de la Canaleja, directamente relacionada con la Surgencia, es permanente y presenta importantes variaciones de caudal relacionadas con periodos de lluvias o deshielos. Sus aguas son conocidas por tener de gran pureza, no siendo raro encontrarse gente cargando grandes bidones. Es una fuente en general bien conservada y se encuentra acondicionada con un murete de piedra y asientos.

ENCUADRE  GEOLÓGICO.
La zona esta constituida fundamentalmente por materiales calcáreos del Cretácico, entre los que destacan las calizas dolomíticas y dolomías del Turoniense, así como las margas y arcillas del Cenomaniense, actuando localmente éstas últimas como nivel de base kárstico. Los principales puntos de surgencia se localizan en torno al contacto Turoniense-Cenomaniense.

La Cueva de la Canaleja, junto con la Surgencia y también la Fuente, forman parte del mismo conjunto kárstico, representando la primera el primigenio punto de surgencia, hoy en día en estado fósil en lo que a drenaje se refiere. Llama la atención en esta cavidad su aspecto sinuoso, meandriforme y su carácter adiaclasado con alturas en algunos tramos de hasta 10 metros. Su génesis revela una notable incisión vadosa hacia niveles inferiores: Así, la circulación subterránea en la actualidad se lleva a cabo a través de la Surgencia de la Canaleta (20m por debajo) la cual a su vez, y a través de una pérdida próxima a la entrada, canaliza dicho curso hacia la Fuente de la Canaleja, donde finalmente las aguas afloran a superficie. Es posible que en periodos de grandes avenidas la Surgencia expulse agua por su boca. Tanto la Cueva como la Surgencia presentan gran profusión de concreciones, algunas de las cuales obstruyen casi por completo los conductos. Esta abundancia de concreciones calcáreas deja de manifiesto el estado ya senil de este conjunto kárstico, estándo el río Valdecabras unos 200m más abajo. La zona de captación se supone al NE, en una amplia plataforma (karst de mesa) con una altitud media de 1.380m.s.n.m.

En la zona existen numerosas manifestaciones kársticas, destacando por desarrollo la Cueva de La Solana con 5.264m (3ª en desarrollo de la provincia). Asimismo cabe mencionar la Cueva del Boquerón (surgencia estacional) con 590m de desarrollo y la Cueva del Sotillo (685m/-28), que podría representar un antiguo sumidero relacionado con el Boquerón y otras surgencias próximas. En lo que a simas se refiere destaca la Sima de las Palomas (-41m.p.), empleada como sima-escuela por grupos conquenses. Las surgencias de la zona vierten sus aguas a la red hidrográfica del Júcar y lo hacen a través de la principal arteria de la zona, que no es sino el río Valdecabras.

EXPLORACIONES ANTERIORES.
La zona, dada su proximidad a Cuenca ciudad, ha sido intensamente visitada por espeleólogos conquenses, quienes han explorado la inmesa mayoría de cavidades de la zona. Tanto la cueva de la Canaleja como la Canaleta fueron exploradas en la decada de los 70 (topo Gaes de Cuenca 1976), destacando asimismo los trabajos llevados a cabo por el Grup Geográfic de Grácia (G.G.G.) de Barcelona (Exploracions nº 3 1979)

____________________________________________

DIARIO DE EXPLORACIÓN
En estas exploraciones están participando en la actualidad miembros de los clubes de espeleologia Flash, Geoda, La Kasa, A.E.C. Lobetum y Gaem, además de contar con el apoyo de la CEFME.

mediados año 2000
A mediados de año se lleva a cabo la primera visita a la Surgencia para inspeccionar con equipos de inmersión su sifón final. Aunque el plan inicial es que entren en el sifón 2 buceadores, pronto se deshecha ese plan debido a las pequeñas dimensiones del sifón y la gran cantidad de sedimento que presenta. La inmersión se hace en solitario, consiguiendo recorrer unos 60m en general de reducidas dimensiones, con varias pequeñas bóvedas aéreas intermedias; finalmente se emerge en un corto tramo aéreo al que le sigue otro sifón; en éste último se avanzan 5m hasta un paso impenetrable producido por una gran colada a la derecha.

De nuevo en el tramo aéreo se logra ascender una rampa de barro seguida de otra, ahora descendente y que parece va a dar al otro lado de el paso impenetrable sumergido... Se decide no bajar dicha rampa ante la posibilidad de luego no poder subirla... Se inicia la vuelta haciendo un pequeño croquis a pesar de la pésima visibilidad. Queda claro que hay que volver más adelante para continuar con la exploración.

Participantes: José María Gómez (Ces-Alfa), Roberto Cano.

_______________________________________

16 junio 2013

Tras un largo paréntesis, se regresa a esta pequeña pero interesante cavidad con la intención de retomar los trabajos iniciados aquí hace 13 años. Esta visita se dedica fundamentalmente a comprobar accesos, niveles dentro de la cavidad, etc., no realizándose como tal ningún avance en la exploración.

Participantes: Carlos Huerta, Mónica Díaz, Enrique Valero, Roberto Cano y Agustín Casado.

_______________________________________

24 mayo 2014

Nueva visita ya con el objetivo con continuar con la exploración más allá del límite alcanzado hace 14 años. Tras organizar a pie de carretera el materia y demás equipos, se portea todo hasta el primer sifón. Lo primero que llama la atención es el bajísimo nivel del agua dentro de la cavidad, incluido el sifón; esto quizás es debido a la excavación natural o ¿artificial? de los depósitos arcillosos en la zona de pérdida del curso hacia la Fuente de la Canaleja.

Sin problemas se atraviesa este primer tramo sifonado, sólo que ahora y debido a lo bajo que está el nivel con respecto al año 2000, se trata de cortas bóvedas sifonantes encadenadas y un pequeño sifón. Ya en el tramo aéreo y una vez desequipados, se trepa la rampa de barro ascendente con ayuda de una cuerda y a continuación, con menos problemas de los que se esperaba, se desciende la siguiente rampa hasta caer de nuevo al agua, ya del otro lado del sifón impenetrable.

Apartir de aquí se progresa por un tramo acuático de modestas dimensiones hasta una bifurcación, casi cerrándose el conducto izquierdo en una barrosa grieta vertical (aporte). Por la derecha se accede a una interesante galería adiaclasada con abundantes formaciones y un modesto curso subterráneo. Tras trepar un pequeño escarpe de 2m con cascada incluida, se continúa a través de un tramo acuático de techo bajo, hasta alcanzar un nuevo sifón (Sifón 5) en una zona formada por una sala alargada con una barrosa badina y una alta chimenea por encima.

De regreso por la galería adiaclasada se localiza sobre el barro una pisada tipo Astronauta que no es nuestra... Alguien ha debido pasar hasta aquí posiblemente en aguas bajas, con los sifones de la entrada convertidos en bóvedas sifonantes. Queda bautizada como G. del Astronauta. Se inicia la vuelta sin incidentes, destacando un hallazgo inesperado: enterrado en el lodo y bajo el agua se recupera el viejo carrete de emergencia perdido en el 2000. Lo curioso es que está totalmente concrecionado, con una fina capa de calcita.

Participantes: C. López, R.Cano.

_____________________________________________________

31 mayo / 01 julio 2014

Al siguiente fin de semana se regresa con dos objetivos: en primer lugar topografiar en su totalidad la cavidad hasta el límite conocido (inicio del Sifón 5), y por otro lado hacer una inmersión de exploración en el Sifón 5. En esta ocasión la preparación de equipos, planificación y el mayor número de bultos a portear, da más trabajo que en la anterior incursión.

Así las cosas y tan sólo suifriendo un poquito más de lo normal, finalmente se alcanza la boca del S5, donde se despliega todo el material para la exploración del sifón. Tras equiparse, un buceador se sumerge en el turbio sifón y logra franquearlo tras apenas 5m; Una vez desequipado avanza por un conducto acuático, que más adelante da acceso a una estrecha galería adiaclasada (El Corredor Encantado), que destaca por estar profusamente concrecionada. Al final del corredor y tras un brusco giro a la izquierda, alcanza finalmente una nueva sala desarrollada a favor de una fractura NW-SE. El suelo de la galería lo forma una profunda badina arcillosa que no es otra cosa que un nuevo sifón en apariencia mas profundo que los anteriores (Sifón 6). En total se estima que se han explorado uno 80 nuevos metros. A la par el resto del equipo trabaja en la topografía de la cavidad desde el sifón 5 hacia la salida, finalmente consiguiendo en esta jornada acabarla del todo.

Con los ánimos altos, se decide volver a entrar al día siguiente con el objetivo de topografiar el recien descubierto tramo post sifón 5 (Corredor Encantado) y además hacer una inmersión de reconocimiento en el turbio sifón 6. Ello supone que los tres buceadores franqueen el nuevo sifón 5, por lo que una vez más toca mover un buen puñado de bultos... Sin problemas se consigue completar la topografía del tramo entre sifones S5-S6, quedando algún ramal lateral pendiente de examinar en profundidad. En cuanto al Sifón 6, la suerte no acompaña pues se trata de un un cono embudiforme en apariencia sin continuación y además con grandes depósitos de lodo por todos sitios.

En una primera entrada se logra bajar hasta -4m donde por unos segundos, antes de perder del todo la visibilidad, se logra vislumbrar en la parte estrecha del embudo un diminuto hueco. En una segunda entrada, ahora de pies y boca abajo, se palpa el contorno del hueco con los pies (vis. 0), "viendo" que la altura es impenetrable: Se dedica un buen rato a cocear el fondo con los pies para agrandar el paso. En la tercera entrada se intenta pasar, pero aun está muy estrecho, consiguiendo con mucha dificultad al menos anclar a tacto el hilo; Puesto que las reservas de gas ya son bajas y además el frío se deja notar, se decide abortar: (Equipo de Exploración-0 /  Sifón6-1...).

Sin problemas el equipo al completo deshace el camino andado y sin incidentes sale al exterior, aun con tiempo para desplegar, lavar y organizar todo el equipo.

Participantes: Cecilio López, Roberto Cano, José L. Izquierdo.

_______________________________________

26 julio 2014

A finales de mes el equipo regresa con las vistas puestas de nuevo en Sifón 6. En esta ocasión, siendo cuatro los buceadores, se perfecciona el sistema de porteo en el tramo inicial de entrada, empleando un "trineo" para meter el material. Por fin, tras el trasiego de bultos, porteos, equiparse, desequiparse etc., el equipo al completo alcanza el Sifón 6..., pasando algunos valientes más frío que otros al ir sin capucha.

Puesto que continuar con la exploración del Sifón 6 supone forzar marcha atrás el delicado paso estrecho a -4m y con ello reducir del otro lado a 0 la visibilidad, se decide primero hacer una rápida inmersión de frente usando una cámara colocada al final de un palo, para así filmar el acceso al paso estrecho y sobre todo ver lo que hay detrás. Sin problemas se bucea según el plan, visualizando luego lo grabado: Se comprueba que tras el paso y en vertical hacia arriba hay aire. Con esta información se inicia la inmersión de exploración entrando marcha atrás y tendiendo una cuerda de espeleo. Al llegar al paso se intenta forzar, pero no se cabe, por lo que se dedican varios minutos a cocear con los pies para ampliar el hueco. Finalmente se logra forzar el paso, embutiendo en el barro apenas pasarlo una estaca para anclar la cuerda. A ciegas se asciende por una pared vertical, saliendo a los 4m a superficie... La sorpresa es grande al comprobar que se trata de una simple burbuja cerrada de unos 3m de diámetro, donde apenas se puede sacar la cabeza.

Se baja de nuevo hasta la estaca y a partir de allí, a tacto, se va siguiendo el contorno de la pared dcha., hasta palpar lo que parece una continuación. Atando la cuerda a un saliente se continúa el avance con vis. 0, hasta que ya se empieza a ver algo; Tras salir a otra mínima burbuja ciega, se localiza a la derecha un paso que da acceso a una estrecha fractura perpendicular, por la que finalmente se logra salir, ahora sí, a superficie: ¡se ha franqueado el sifón!: (Equipo de Exploración-1 / Sifón6-0...).

Tras acceder a una "amplia" sala de arenas movedizas, por fin se sale del agua pudiendo desequiparse. A partir de aquí un corto conducto intercepta una galería adiaclasada perpendicular con 2 posibilidades de continuación: Por la derecha, mas evidente y amplio, se progresa sin problemas contra corriente, alternando tramos altos con otros bajos, destacando una gran chimenea con goteos. Lamentablemente el conducto acaba en un nuevo sifón (Sifón 7). De vuelta en la bifurcación se avanza por el ramal izquierdo por un estrecho conducto, hasta un punto ya casi impenetrable... Se realiza un croquis de lo explorado post S6, estimándolo en unos 100 metros. La vuelta por el sifón se hace sin problemas, reuniéndose de nuevo con el resto del equipo, el cual ha explorado una interesante lateral del Corredor Encantado. Después de unas 6h en la cavidad, el equipo sale sin contratiempos al exterior.

Hasta la fecha, el desarollo explorado de la Surgencia de la Canaleta es de unos 470m.

Participantes: Juan J. García, Manuel Egea, Cecilio López, Roberto Cano, Pedro Jiménez.

__________________________________________

                                            (En curso de Exploración)                                                                    Bibliografía: Memoria GAES (Cuenca) 1976-77
                                                                                                                                                                                                              Exploracions nº 3 1979 (G.G.G.)
                                                                                                                                                                                                              Cuevas y Simas de la Zona Centro (I. Ortiz 1997)

 



[ Inicio ] [ ¿Quiénes somos? ] [ Exploraciones ] [ Formación ] [ Casa del Gaem ] [ Galería de fotos ] [ Enlaces ] [ Contacto ] [ Arriba ]

Grupo de Actividades Espeleológicas de Madrid
C/ Pizarro 8; 28004 Madrid
www.espeleogaem.org
gaem@espeleogaem.org