logo Gaem cabecera Gaem
Inicio¿Quiénes somos?ExploracionesFormaciónCasa del GaemGalería de fotosEnlacesContacto

Última actualización: Domingo, 15 Enero, 2017

 

Cueva de SEGÓBRIGA o del FRAILE

SITUACIÓN:.
La cavidad se ubica a unos 10 kms. de Saelices (Cuenca), pasadas las importantes ruinas romanas de Segóbriga, en dirección a Casas de Luján.

HISTORIA / EXPLORACIONES ANTERIORES.
La cavidad, parece ser, estuvo habitada durante un largo periodo de tiempo por dos razas humanas distintas, finalizando dicha ocupación por una violenta inundación que obstruyó y ahogó a sus ocupantes. Esta es, al menos, la conclusión a la que llegó el erudito francés, Padre Eduard Capelle a juzgar por la posición en la que encontró numerosos esqueletos.

El Padre Capelle describe sus trabajos arqueológicos en esta cueva en un folleto titulado
"La Cueva Prehistórica de Segóbriga" publicado en Madrid en 1893. En este folleto, además de indicar que la cueva había sido visitada anteriormente por D. Pelayo Quintero, hace una descripción de la cueva y de los numerosos restos humanos y animales recogidos, así como objetos de piedra, cobre y gran cantidad de cerámica.

La cavidad, conocida desde antaño por los lugareños, es visitada y topografiada en el año 1995 por miembros de G.E.T. (Madrid) Dicha topografía fija a la cavidad un desarrollo de 664m y 91,1m de profundidad, ubicándose a esa cota un sifón final.

_______________________________________

DIARIO DE EXPLORACION.


28 Mayo 2005
Primera visita de miembros del G.A.E.M. a la cavidad con la intención de valorar las posibilidades de exploración que ofrece su sifón final. Tras casi un día de búsqueda, en la que se patea los cerros donde en teoría se ubica la cavidad, por fin a última hora y gracias a un golpe de suerte, se logra localizar.

La entrada la forman tres pequeñas bocas en el suelo, las cuales confluyen pocos metros mas abajo. En general la cavidad consta de una galería principal de fuerte inclinación, con varias ramificaciones de escaso recorrido a ambos lados. Llama la atención en los primeros metros, unos curiosos apilamientos depiedras que delatan la gran labor de desobstrucción que debió llevarse a cabo en la antigüedad. Del mismo modo destaca, negativamente, la gran cantidad de un polvo gris, pegajoso y asfixiante, formado probablemente por las antiguas hogueras neolíticas y que hacen de este primer tramo un suplicio para las pulmones. El final de esta "interminable" rampa descendente lo forma un pequeño sifón situado en la cota de -91m. (Boletín G.E.T. nº7)

En esta primera visita se consigue llegar hasta el sifón final, tras algún que otro despiste debido a lo laberíntico de la cueva. Se observa que el sifón presenta dos posibles entradas, una a la derecha y otra a la izquierda, divididas por un saliente del techo. Inspeccionado con gafas de buceo y una pequeña linterna se observa que el sifón es buceable y parece tener continuación.

(GALERÍA DE FOTOS 1)
Participantes: R. Cano, José Manuel Gil, Huch.

__________________________________________

05 Diciembre 2005
Después de 7 meses se vuelve a la cavidad con la intención de explorar el sifón final. En esta ocasión se accede hasta la misma boca con vehículo, aprovechando una pista próxima.

Tras desplegar todos los bártulos y organizarlos, se preparan los petates (3 botellas y 2 sacas) y se desciende hasta el sifón. El equipo está formado por 4 personas, lo que ocasiona una tremenda polvareda que es "arrastrada" cueva abajo hasta la sala final, a -91m.

En previsión que el sifón fuese corto y hubiese galerías secas del otro lado, se baja material para 2 buzos (2 botellas + 1); En una primera tentativa por la zona izquierda del sifón, se desciende por una rampa con un fondo arcilloso de roca quebradiza enturbiándose pronto el agua. Tras apenas 12m de recorrido y 4 de profundidad no es posible continuar por encontrar lo que parece un derrumbe, presentando paredes y suelo una curiosa erosión con salientes finos similares a "galletas". Examinado detenidamente el fondo en busca de algún resquicio, se sale de nuevo a superficie.

Unos minutos más tarde se prueba suerte por la parte derecha del sifón. Ésta es menos ancha aunque igualmente descendente. A los pocos metros se alcanza un estrechísimo paso, vislumbrándose del otro lado una posible continuación. Se sale a superficie para desequiparse, entrando de nuevo al agua para intentar forzar el paso; Llevando una botella en la mano y con los pies por delante se consigue a duras penas entrar solo hasta la cadera. Pronto se desiste debido a lo angosto del paso. La temperatura del agua es de 16ºC.


(GALERÍA DE FOTOS 2)
Equipo de exploración
: Francisco García, Roberto Cano, José Manuel Gil, Francisco Vázquez. Apoyo exterior: Milagros Sanmarcos, Begoña Fernández.

__________________________________________

Croquis sifón final (GAEM 2005) / Topografía (G.E.T. 1995)







[ Inicio ] [ ¿Quiénes somos? ] [ Exploraciones ] [ Formación ] [ Casa del Gaem ] [ Galería de fotos ] [ Enlaces ] [ Contacto ] [ Arriba ]

Grupo de Actividades Espeleológicas de Madrid
C/ Pizarro 8; 28004 Madrid
www.espeleogaem.org
gaem@espeleogaem.org